¿Por qué comprar una toga?

Es posible que alguna vez usted se haya planteado la pregunta: ¿por qué comprar una toga? Quizá usted mismo se haya respondido que, en realidad, no es necesario… Voy a intentar convencerle de que está equivocado… Si al final no lo consigo, con que haya leído estos argumentos ya estaré satisfecho… Pero si acabo por convencerle, mi satisfacción será completa si decide adquirir una toga en nuestro establecimiento.

Posibilidades de uso

Empecemos por el principio. Puede darse el caso que usted, profesional de la justicia, no necesite comprar una toga porque no la va a usar nunca… Aquí poco puedo conseguir convencerle… Pero el futuro nunca sabe lo que nos puede deparar, y quizá su trayectoria profesional se acaba decantando hacia un destino en el que tenga que acudir asiduamente a audiencias públicas… con lo que si se da el caso, no dude en adquirir una.

Ahora bien… es posible que usted sí que las use… más o menos habitualmente, cierto…  Puedo suponer que si el uso es esporádico usted se decante por el alquiler de togas y vista una de las togas disponibles en la sala de togas… Espero que haya tenido siempre la suerte de encontrarlas recién pasadas por la lavandería, o que siempre las haya encontrado en condiciones… si es así, enhorabuena…

Pero ¿nunca se ha parado a pensar que con lo que paga de alquiler, al cabo del tiempo habrá gastado lo mismo que le costaría una toga que fuera suya PARA SIEMPRE?

Si usted es un profesional que “vive” en las audiencias públicas y en los palacios de justicia, espero que ya tenga su propia toga… Si no, no dude en adquirir una lo antes posible… Me dará la razón que de cara a su cliente, le causará una gran impresión el que usted aparezca en la sala con su propia toga dentro de un maletín, y se acabará de convencer que ha acertado contratándolo a usted…

Cuestión de categoría

Estoy suponiendo ahora que usted es un profesional de la justicia que trabaja en bufete de reconocido prestigio… Lucir su propia toga cuando la ocasión lo requiere será una manera inequívoca de afianzar el renombre y la trayectoria del bufete que al que usted en ese momento representa…. No me imagino a un abogado de Garrigues entrando a buscar una toga en la sala de togas

Pero por si acaso, que mejor manera de asegurarse que esta última hipótesis no se hará realidad adquiriendo para su bufete una toga para cada uno de los profesionales que trabajan en él. Me estoy dirigiendo esta vez a los propietarios o socios de los mejores bufetes: ¿no es interesante disponer de un stock de togas? ¿por qué este año, en vez de regalar un lote por navidad, decantarse por obsequiar a sus trabajadores con una toga?

Hablando de regalos

Finalmente, no tiene que ser usted un profesional de la justicia para comprar una toga… 

Imaginemos que usted, ciudadano de a pié como yo, haya tenido que recurrir a un profesional de la justicia para resolver algún asunto… un asunto que para usted era un verdadero problema y no sabía como solucionarlo, pero que ese abogado tan simpático y agradable ha resuelto sin dedicarle mucho tiempo, con lo que no considera que le deba cobrar ningún tipo de honorario por el trámite…

Es lógico que usted quiera agradecerle su trabajo de alguna manera, con algún detalle… pero ¿cuál?… una botella de whisky (quizá no beba), una caja de puros (quizá no fume)… ¿Qué mejor detalle que una prenda propia de su profesión? ¿por qué no regalarle una toga?

A lo mejor, usted no es un profesional de la justicia, pero tiene un familiar cercano que sí lo va a ser… su hijo, después de mucho esfuerzo y dedicación este año termina la carrera de derecho… o su sobrino, que lleva años estudiando 60 horas a la semana acaba de ganar las oposiciones a juez…  ¿No creé que la mejor manera de reconocerle su tesón y el éxito conseguido es obsequiarle una prenda distintiva cargada de simbolismo? Él o ella lo recordará para siempre…

Alegato final

Con estos argumentos he procurado defender la necesidad de comprar una prenda como la toga… lo he intentado hacer lo mejor que he sabido, añadiéndole un poco de sentido del humor… espero no haber ofendido a nadie…

Sólo me queda esperar que, una vez leído este artículo, su sentencia sea favorable a la necesidad de comprar una toga, y si es así, considere la posibilidad de adquirirla en Elpon… ni el producto, ni el servicio le defraudará… 

Si el artículo les ha gustado, les estaré eternamente agradecido si lo comparten en las redes sociales o por correo a través de los siguientes enlaces… 

 

Tags: , ,

¿Por qué comprar una toga?

One Response

  1. Quiero regalar una toga a un amigo. No se su talla. Tienen Uds. algún tipo de Tarjeta Regalo con la que mi amigo pueda acudir a su establecimiento a probarse la prenda adquirir la toga.
    Gracias por su atención.

    15/11/2013 at 21:19 #

Deja un comentario